Inteligencia artificial aplicada a la salud, formas de detener la epidemia de coronavirus

Inteligencia artificial aplicada a la salud
Inteligencia artificial aplicada a la salud

Motivo de entusiasmo para algunos y cuestionamientos para otros, la utilización de sistemas informáticos en el diagnóstico y tratamiento de pacientes promete un sinnúmero de posibilidades. 

IA, Big Data, salud y supercomputación, la investigación contra el Coronavirus

La carrera para desarrollar vacunas y tratamientos para el nuevo Coronavirus es un disparo a la luna de alta tecnología que emplea inteligencia artificial, física cuántica, química computacional y computación en la nube, según un investigador clave en China…, y en Cataluña, España, donde Fundación Bancaria La Caixa, mediante IrsiCaixa y el Centro de Supercomputación de Barcelona están haciendo lo mismo, habiendo conseguido los españoles una incipiente vacuna que el 16 de marzo “probaron” 200 personas para retrasar los efectos del virus hasta encontrar una vacuna que cure del todo y, además frenar la expansión contagiosa del virus.

El caso del nuevo coronavirus, el algoritmo desarrollado por Bluedot se basa en el rastreo de miles de noticias publicadas en distintos medios sobre casos de gripe, nuevas enfermedades con síntomas que no se pueden asociar a ninguna afección conocida o alertas sanitarias. Hablamos de un desarrollo complejo que implica también tener un buen sistema de traducción, pues se maneja información publicada en idiomas distintos.

Además, y como informaba The Wired, la compañía también tiene un truco que mejora considerablemente las predicciones del algoritmo en cuestión: el acceso a los datos globales de venta de billetes de avión, una información muy útil que ayudó a la IA a pronosticar de forma correcta que el virus saltaría de Wuhan a Bangkok, Seúl, Taipei y Tokio en los días posteriores a su aparición inicial.

Inteligencia artificial

Inteligencia artificial y salud,  la investigación del Coronavirus

«Lo que intentamos hacer es desarrollar algunas tecnologías fundamentales que son esenciales para descubrir el tratamiento para el Coronavirus», según Lipeng Lai, cofundador y jefe de investigación de Inteligencia Artificial (IA) en XtalPi Inc., una compañía de tecnología farmacéutica china: allí, en el país asiático, donde el virus tuvo su origen, una mezcla de medidas marciales propias de una dictadura comunista (difícilmente aplicables en las democracias occidentales sin un alto coste político) y la investigación tecnológica, médica y farmacológica de última generación, han conseguido ralentizar la expansión del virus aunque ahora, por arte de…, lo que sea, el epicentro se haya venido, desgraciadamente a Europa, con Italia y España en el centro de la catástrofe.

“Estamos tratando de encontrar vacunas o nuevos tratamientos. Es un tema muy desafiante, pero sé que, en todo el mundo, un grupo de científicos e instituciones de investigación están trabajando en diferentes medicamentos y vacunas”, según Lai en conferencia telefónica.”

Inteligencia artificial aplicada a la salud, formas de detener la epidemia de coronavirus

La forma más rápida de encontrar un tratamiento para Covid-19, la enfermedad respiratoria causada por el nuevo Coronavirus, es buscar entre los medicamentos ya aprobados para otros fines: lo hace en Pamplona la Clínica Universidad de Navarra, experta en la lucha contra el cáncer y lo hace IrsiCaixa gracias a su exitosa experiencia en la lucha contra el sida. Según Lai, tales usos no tienen que pasar por el mismo largo proceso de aprobación a que se enfrentan los nuevos medicamentos. Aun así, incluso reutilizar los medicamentos existentes es laborioso.

Desde el primer brote de coronavirus, XtalPi ha utilizado su plataforma para estudiar el virus a nivel molecular para evaluar posibles mutaciones que pueden hacer que el virus sea más propenso a propagarse o sea más difícil de combatir. Utilizando IA y química computacional, ha examinado cerca de 2.900 medicamentos aprobados para reutilizar los que sea posible. Usando IA para hacer predicciones sobre cómo se comportaron los medicamentos contra el virus, redujo la lista a 38. Ahora está investigando esos 38 medicamentos con experimentos bioquímicos.

Inteligencia artificial como aliada de la salud global

Los virus están mutando continuamente, y cada día en el mundo se producen millones de desplazamientos, por lo que es inevitable que, de cuando en cuando, surjan nuevas enfermedades, algunas más mortales y virulentas que otras, que pongan en jaque a los sistemas de salud global.

Aunque este tipo de sistemas tiene fallos y no hay que confiar ciegamente en ellos, el caso del coronavirus 2019-nCoV y la predicción de la herramienta desarrollada por esta empresa nos muestra que la tecnología y el procesamiento de grandes cantidades de datos pueden ser grandes aliados a la hora de anticiparse a las grandes epidemias globales y frenarlas a tiempo.